La definición del término Moodboard es la expresión inglesa de lo que llamamos en español muro de inspiración. Está es una herramienta que puede potenciar de manera creativa las ideas para encaminar o arrancar un proyecto, y cuando se trata de diseñar un desarrollo web aplicando la metodología de diseño UX, es ideal de partida aplicar la herramienta Moodboard para generar ideas para el concepto visual (UI), lo que permite permear y conectar con el usuario final al momento de ver una aplicación, una interfaz, o diseño.

¿En que se basa el Moodboard?

Construir un Moodboard es uno de los procesos más entretenidos, y creativos, además que te permite ahondar más acerca de la marca, de partida se debe crear una investigación previa de determinados factores como tendencias, y pautas del clientes, de lo que inspira para la creación o desarrollo web, análisis de la competencia, y las tendencias actuales del diseño. Está herramienta se basa en construir paneles, que pueden ser  de forma tradicional ya sea un collage en cartón, póster, o aún mejor láminas digitales, las cuales son más prácticas para modificar de forma espontánea y rápida. Se pueden utilizar imágenes, frases, collage, colores, texturas, y formas basadas en un previo estudio.

Un buen ejercicio para iniciar el Moodboard es basarse en la entrevista con el cliente la cual viene marcada por  la metodología de diseño UX, apuntando a través de un briefing lo que espera de su diseño, marca, o aplicación.

Nuestra recomendación basada en la experiencia y prácticas diarias, es analizar y seleccionar las palabras claves que se generaron en la entrevista y el briefing.

Como por ejemplo:

Entrevista.

¿Cuando piensa en su aplicación que se viene a su mente?

Elementos: Agua, mar, tropical, marea, peces, océano.

Colores: Azules,celeste, verdes,café. Tonos suaves, blanco.

Estilo: Retro, orgánico, limpio.

Seleccionando fuentes tipográficas que se entrelazan con lo anterior mencionado, esto nos deja ver una idea cercana al diseño que será creado más adelante.

En base a ello pasamos a hacer una búsqueda de imágenes de inspiración. Lo ideal para mostrar al cliente es tener por lo menos tres paneles o láminas con el Moodboard, siendo idóneo una presentación para intercambiar las ideas visuales con el equipo y el cliente, esto nos va a permitir un buen Feedback, y es el primero paso para encaminar lo que deseamos potenciar en las sensaciones del usuario final.

Moodboard Cliente: Meric – (Caso cliente éxito)

 

Moodboard Cliente: Meric – (Caso cliente éxito)

 

Si es cierto que a aquello que podemos hacer sentir puede generar mejores o peores resultados de venta e instalarse en la memoria de los usuarios, también es cierto que podemos medir el éxito del proceso si lo hacemos de manera lógica y sistémica sin descuidar esos pequeños detalles que hacen la diferencia entre un diseño y un excelente diseño, sin dejar a un lado los beneficios que ganamos al direccionar el proceso creativo en un moodboard como parte de una metodología.

¨Es importante potenciar aquello que podemos hacer sentir con un fin único, mejorar la experiencia del usuario¨

Beneficios del  Moodboard

  • Claridad en un proceso
  • Optimización del tiempo
  • Involucrar al cliente desde el inicio
  • Permite Coherencia en los procesos de creación  
  • Sirve para definir un estilo
  • Técnica perfecta para desbloqueo
  • Se puede utilizar en todas las disciplinas
  • El usuario final no olvidará lo que le ofreces visualmente y lo que le haces sentir
  • Puedes contar una historia donde existen ciertos detonadores Storytelling visual

El construir el moodboard nos genera un norte, un proceso creativo que puede ser un puente para que tanto como el proveedor como el cliente seduzcan y conozcan  el camino del usuario final, abriendo puertas y direccionamiento pautas en el diseño, y los más importante dibujar ese gran universo interior al cual deseamos llegar a través de las buenas prácticas en la metodología del Diseño UX.